martes, 22 de mayo de 2018

ARCANOS MAYORES - EL DIABLO




















ARCANOS MAYORES - EL DIABLO

Hoy nos enfrentamos a un arcano al que de entrada
nos sentimos tentados a rehusar, sin embargo su
significado no es tan maléfico como podemos
pensar. 
El arcano del diablo es el número 15 en su orden 
normal y el 16 por orden de cartas.
Este arcano nos habla de los últimos obstáculos
que nos podemos encontrar en el camino y que 
muchas veces son generados por nosotros mismos,
con nuestras inseguridades y por aquellas creencias
que nos han marcado en nuestro crecimiento.
El diablo es un arcano materialista y nos habla
mayoritariamente de esa dualidad existente en todo
lo que nos rodea y que es donde nos sale esa doble
voz que nos hace bailar entre el impulso y la prudencia.
Este arcano nos habla de las luchas que tenemos 
dentro de nuestro ser y que muchas veces nos hacen 
dudar si seguir el instinto de supervivencia materialista 
o si por el contrario acercarnos a nuestro lado más 
espiritual y altruista. Cuando en una tirada nos sale
este arcano lo más probable es que exista en nosotros,
una cierta inquietud y la duda constante de si coger
uno u otro camino, que solo podremos vislumbrar
según las cartas que le acompañen.
Este arcano nos indica que cada día estamos tentados
a tomar miles de decisiones muchas de las cuales no
estamos seguros d si serán acertadas, sin embargo
nada nos ata a tomar una decisión u otra, todos 
depende exclusivamente de nosotros solos, las 
ataduras están solo para darnos cuenta de que la 
soga en el cuello muchas veces esta impuesta por 
el miedo a la sociedad que nos envuelve, al que 
dirán, a como nos juzgaran, tenemos las manos 
libres para cortar con esas ligaduras mentales y 
realmente hacer aquello que nos alimenta el alma 
y nos alegra el camino, esa es la luz que nos 
conducirá al destino esperado.
Este arcano nos muestra nuestra verdadera naturaleza, 
nos desnuda el alma para que sepamos ver que hay 
que cortar, derrumbar y eliminar para seguir adelante 
en nuestro camino.
Pocas diferencias existen entre una baraja y otra, 
pero vamos a intentar explicarlas de la mejor manera 
posible.
En el Tarot de Marsella el diablo se muestra como una
entidad dual, mitad hombre, mitad mujer, si observamos
detenidamente veremos que la mitad mujer es la 
superior y la mitad hombre es la inferior, ello nos 
habla de que por naturaleza la mujer es más intuitiva 
y en la mayoría de las ocasiones (aunque no siempre 
es así) se muestra a la sociedad de manera más 
abierta, es decir que tiene más facilidad para 
desnudar su alma, sin embargo aunque tiene en 
sus manos las armas para luchar en muchas de 
las ocasiones le cuesta utilizarlas como es debido, 
haciéndose daño a si misma. En la mitad hombre 
podemos apreciar que la figura utiliza un color azul 
y rojo para su vestimenta, lo que nos indica que 
instintivamente su comunicación y  expresión en 
general viene marcada por cierto grado de 
superioridad que la hace creer que esta seguro de 
sus palabras, aunque estas no estén razonadas 
sino basadas en sus instintos básicos y primitivos, 
pero que le hace verse superior a quienes tiene a  
su alrededor.
Las dos figuras que lo acompañan están atadas a 
este pilón por cuerdas, desnudos y con cornamenta 
en su cabeza, no muestran manos, sino que estas 
están escondidas en su espalda.
El significado es que como entidades duales, 
estamos atadas a nuestro ego, y nos dejamos guiar 
por lo que este nos muestra por lo que estamos 
atados a su voluntad, no somos capaces de luchar 
en ningún aspecto e intentamos protegernos bajo
un casco de cuernos para mostrar que sabemos 
defendernos y que pensamos nuestras acciones, 
más con el intelecto que con el corazón y ahí 
esta muchas veces  el error.
En el arcano del Tarot Rider Waite, podemos ver 
a un diablo de aspecto viejuno, casi sentado sobre 
su peana, con un ropaje en su parte inferior que 
parece como una piel de animal y que sujeta en 
su mano una antorcha de fuego.
El significado es que todos tenemos los instintos 
animales dentro de nosotros, desde tiempos 
inmemoriales, que son los que nos han permitido 
ir evolucionando en el transcurso de los ciclos de 
la vida, sin embargo todavía guardamos mucha
inseguridad y pensamos que para lograr alcanzar 
nuestros objetivos hay que estar preparado para 
avivar la llama del miedo y la coacción. 
Esta figura se mueve en un ambiente oscuro y 
por lo tanto interior que es donde están escondidos
nuestros temores e inseguridades. La figura también 
esta acompañada de dos seres hombre y mujer 
atados por cadenas a su peana, desnudos, mostrando 
sus manos y unas colas (En el caso del hombre 
ardiente y en el de la mujer con frutos).
Ello nos indica que todos estamos atados a las 
circunstancias que nos envuelven y con las que 
hemos crecido ( Educación, creencias, sociedad, etc) 
y por lo tanto manejamos nuestros instintos según 
las apariencias que nos rodean, y para las cuales 
hemos sino enseñados bajo la creencia, que ellos
son ardientes y pasionales y que nosotras somos 
el frutos de la vida y las que hacemos crecer nuevas 
semillas), esas son las grandes cadenas que han 
sido puestas por la sociedad, y que nosotros 
debemos de saber romper para liberar nuestra 
verdadera naturaleza interior y actuar según lo 
que sintamos en el corazón.


martes, 15 de mayo de 2018

ARCANOS MAYORES - LA TEMPLANZA

 


















ARCANOS MAYORES - LA TEMPLANZA

El arcano número catorce numéricamente hablando
corresponde a la Templanza, el número 15 por orden 
de aparición.
En ella podemos observar la imagen de un ángel,
con dos recipientes en sus manos que van trasladando
su contenido de uno a otro.
En este caso este arcano nos habla de que tras haber
librado una dura lucha interior estamos delante de un 
nuevo camino donde hay que saber separar las cosas
de manera que estas nos afecten en la menor manera 
posible, que solo así vamos transformando nuestro 
ser y  nos acercamos a nuestra parte más espiritual,
con la que experimentar y sacar a relucir nuestros 
verdaderos potenciales interiores.
Mirando ambas imágenes se puede apreciar a simple
vista las diferencias entre ambas.
En el Tarot de Marsella los colores utilizados, son
siempre los primarios( rojo, amarillo y azul).
El ángel los lleva en su vestimenta como símbolo
de protección, control de la situación y de esa
comunicación con las fuerzas superiores,mientras 
que en su cabeza lleva una sencilla flor, como
simbolo de ese florecimiento al que se debe llegar,
las jarras nos simbolizan los sentimientos y 
emociones que constantemente vamos cambiando, 
transmutando y en cierta manera transformando y 
que van desde un plano inferior o terrenal, hasta 
un plano superior o espiritual y viceversa. es decir 
que cuando algo nos preocupa, nos desborda o nos 
aísla de la paz, hay que evaluarla desde el plano 
terrenal y luego desde el espiritual y desde la mirada
más neutra posible, equilibrar esa balanza hacia el
equilibrio interior, donde podamos ver con más 
claridad. si lo que nos afecta se puede transformar 
o sencillamente hay que saberle sacar esa lección 
que nos haga madurar y crecer de una manera más 
elevada.
Durante ese proceso aleccionador, es cuando nuestro 
ser crece y puede expandir sus alas hacia terrenos
mas serenos y elevados, donde podemos ver todo
lo que realmente hemos ido plantando, como esta
germinando y dando sus frutos, que son la manera 
de avanzar hacia nuestro verdadero destino final.
En el Tarot Rider Waite vemos a el ángel vestido
totalmente de blando, con una alas rojas y que 
lleva un símbolo del triangulo en su pecho, mientras
que en su frente lleva un circulo dorado, ello nos 
indica que nuestro trabajo debe de dedicarse a la
elevación del ser hacia la pureza total para alcanzar
la luz y la paz interior, el triángulo nos habla de esa 
búsqueda de protección y de asentamiento con la
totalidad del ser, a través del cual encontramos a 
nosotros mismos y por lo tanto a tener la puerta
abierta a la entrada del circulo de la vida eterna y a 
los grandes conocimientos que hay en la fuente.
Las copas que este arcano utiliza son el símbolo,
que nuestro recipiente interior es como una copa 
o Grial que hay que ir llenando y vaciando 
constantemente, para poder apreciar de manera
neutra lo que vivimos y aprendemos en este viaje
hacia nuestro destino, al que solo podremos llegar 
cuando sintamos esa seguridad interior que nos
ayuda a expandir las alas hacia templos cosmicos
y de luz interior.
El paisaje que lo acompaña es indicador de ese 
florecimiento del alma, de ese objetivo final, 
que se puede apreciar al final del sendero donde
hay una corona luminosa, como símbolo de que 
nuestra aspiración es coronarnos en la supremacía
del ser y para ello hay que esta sumergidos, dentro
de la pureza de las emociones, que son las que sanan
y hacen florecer a nuestro ser de luz.

lunes, 7 de mayo de 2018

EL PEREGRINAJE INTERIOR


EL PEREGRINAJE INTERIOR

¿Qué es el peregrinaje interior?, el peregrinaje
interior es aquel que nos induce a interiorizarnos,
buscando una manera de cambiar, de encontrar
respuestas y sobretodo de evolucionar.
Este viaje nos puede conducir por diferentes
etapas y a veces con invita a tener que ir a 
lugares específicos, para lograr así esa válvula
que nos ayude a salir de nuestra zona de confort
y seguridad.
Es por ello que el hecho de acudir a un lugar
determinado en un viaje, o tener la necesidad
de estar delante de un paisaje especial, no es más
que esa puerta abierta a otra dimensión interior, 
donde estamos preparados para dar lo mejor, para
gozar de cada instante, para llenarnos de una
energía que no da paz, alegría y un recuerdo para
seguir trabajando durante un largo tiempo.
Las claves de este peregrinaje están en:
1) Sentir la llamada del cambio
Dentro de nosotros hay una necesidad imperiosa
de querer dar un giro radical a nuestra vida, se
siente una necesidad de empezar de nuevo, ya sea
cambiando de lugar de residencia, de trabajo e
incluso de vida. Nos sentimos como prisioneros de 
una cierta rutina, lo que antes nos alentaba ahora
ha perdido su función y no se esta a gusto ni con
uno mismo ni con nada de lo que nos rodea.
2) Se buscan nuevas experiencias y motivaciones
En esa necesidad de cambio se buscan respuestas 
y nuevos retos por cumplir, se siente la necesidad
de seguir aprendiendo, de cultivar nuevas 
experiencias, de saltar fuera de la zona de 
seguridad, hay una cierta sensación de ser más 
intrépido y de realizar cosas que antes eran 
impensables, por encontrar de nuevo una cierta
ilusión y un estimulo atractivo a la vida.
3) Se siente la necesidad de acudir a lugares concretos
La persona en su búsqueda siente que ha de 
viajar a lugares concretos que no sabe porque 
desde hace un tiempo le llaman la atención.
Que pueden ser desde ciudades con un origen 
antiguo, hasta lugares de con historias peculiares,
o zona de naturaleza donde la energía es limpia.
Una vez allí muchas veces se siente la sensación de
nos es familiar e incluso se puede percibir como
un flash de algún acontecimiento acontecido y del 
cual no teníamos ni idea, hay una cierta inquietud
interior pero estimulante, que hace romper barreras
y tener la sensación de que uno se llena de una nueva
energía, donde todo puede ir colocándose en su lugar.
4) Se reencuentra el camino 
Después de un cierto tiempo de peregrinaje uno
siente que se han abierto ciertas puertas, surgen
sin haberlas buscado oportunidades de crecer en
muchos aspectos (Laboral, adquiriendo conocimientos),
se encuentra a esa persona especial con la que
compartir viaje en la vida, incluso aquellos sueños 
o anhelos olvidados se empiezan a hacer realidad,
y uno inicia una nueva etapa en su vida, donde
todo parece encajar y tener un sentido.

Es por ello que no hay que tener miedo ni a 
los cambios y a romper con todo lo que hasta 
ahora nos ha parecido lo mejor, porque tras
cada giro del camino siempre hay algo mejor
esperándonos, si somos lo suficientemente
valientes y confiados como para dar ese paso
hacia adelante y para ello no es necesario irse
a un país exótico o asumir riesgos, a veces ese 
lugar que hay cerca de nosotros y que nos 
transmite una cierta paz, puede ser el revulsivo
para generar ese viaje al interior y al despertar,
Si dudáis de haber vivido alguna vez ese cambio,
hacer una mirada hacia atrás, recordad cada lugar
o momento que ha sido importante, revivir ese
instante y si tras esa experiencia hubo un cambio
personal. Si habéis viajado analizar por que
escogisteis ese lugar, que os impulso a ir a ese lugar
y que experiencias os gustaron más y que sentisteis
en ese momento.
Yo he puesto la imagen de uno de mis lugares 
preferidos y donde he realizado muchos pasos
hacia adelante, pero también he de decir que en
cada viaje realizado me he dejado llevar por la
atmósfera y he vivido grandes instantes que me
han conectado a otras vidas, sanando con ello
partes de mi linaje interior, librándome de viejas
heridas y lastres que me impedían progresar.
Ahora es el momento de coger otra vez ese ligero 
equipaje y salir en buscar de nuestra propia 
realidad y verdad.

sábado, 5 de mayo de 2018

ARCANOS MAYORES - LA MUERTE





















ARCANOS MAYORES - LA MUERTE

Este arcano que hoy presentamos tiene 
dos nombres según la baraja que se utilice, 
para ambas barajas es el número 13, 
aunque en su orden de cartas será el 14.
En este casos pocas similitudes hay entre 
ambas barajas.
Este arcano nos habla de ese final, de 
ese traspaso o cambio que es necesario 
para seguir evolucionando, aunque no 
siempre tiene que indicar la muerte 
como tal; (ya que la misma muerte es en
si misma un cambio vibracional, donde el 
alma se libera de su piel física y puede
iniciar su ascenso hacia ese regreso a la
fuente del amor incondicional, donde todo
es eterno e inmortal).
Esta carta nos habla de que a veces hay 
que eliminar de nuestro camino y vida, 
todas esas cosas, pensamientos, actitudes 
y proyectos que ya no nos aportan nada 
y que sin embargo nos están ocupando 
sitio, que podría estar siendo ocupado 
por conceptos mejores.
También nos habla de un fin de ciclo y 
el inicio de otro,(debemos de recordar 
que estos ciclos pueden ser cortos o largos, 
todo depende de nuestro aprendizaje y 
evolución).
En la baraja del Tarot de Marsella se puede 
apreciar que es un arcano que no tiene 
nombre y es conocido como el Arcano sin 
Nombre, sencillamente por que cada nuevo
inicio es un nuevo nacimiento y por lo tanto 
hasta que ese cambio se empieza a mostrar 
no hay palabras para explicarlo o documentarlo, 
no se le puede dar nombre.
En este caso la imagen nos muestra a la 
muerte, preparando un terreno, limpiando y 
preparándolo para una nueva germinación, 
a través de la cual avanzar hacia nuestro 
destino y aptitud.
En la baraja del Rider Waite la imagen que 
nos muestra es una muerte  a caballo y con 
armadura, lo que indica que es imparable 
en su camino y que no deja de luchar para
conseguir su cometido. Tampoco hace 
distinción entre reyes, papas , jóvenes o 
ancianos. 
Con ello este arcano nos habla de que nuestro 
periplo por la vida es una constante lucha 
en contra de ese último paso y por lo tanto 
contra la muerte que nos impulsa a no 
detenernos y a seguir avanzando para poder 
alcanzar nuestro propósito y deberemos 
de luchar y derrotar a esos obstáculos que 
se mostraran en el camino, ya sea como 
figuras autoritarias( paternas, Patronales, etc),
como los conceptos educacionales que podemos 
recibir (Creencias, etc), los avances temporales 
(pasos de edad, amor, etc), todo ello nos 
influye en nuestra manera de ser, de 
enfrentarnos a la vida y en como encarar 
ese camino hacia nuestro amanecer interior, 
al despertar como entidades de luz y amor,

miércoles, 2 de mayo de 2018

EL QUINTO ELEMENTO - AKASHA


EL QUINTO ELEMENTO - AKASHA

-Akasha

El elemento akasha es energía en su totalidad, 
es la manera en que nos comunicamos con 
nuestra fuente eterna de luz, en cierta manera 
es donde se encuentra la gran biblioteca, donde 
se guardan nuestros registros akashicos, por eso
es tan importante tener un cierto equilibrio con 
todos nuestros centros energéticos y con los 
elementos naturales.

Los elementos emergen de Akasha la inmutable 
e imperturbable fuente de todas las energías. 
Es el reino de la potencialidad, de las promesas, 
de los senderos todavía no iniciados, de las 
galaxias aún no formadas, del espacio exterior. 
Akasha también está presente en nuestros cuerpos. 
Algunos dicen que la chispa de la vida, la 
incognoscible fuerza a la que llamamos «alma» 
es un fragmento de energía akáshica que habita 
en el cuerpo físico.
A veces se ha creído que Akasha está 
simbólicamente presente en la Tierra. Más a 
menudo se la ha visto como Madre (Creadora) 
de los elementos. Se usa muy poco en magia 
natural, pero convendría conocer algo sobre su 
naturaleza.
Primeramente. Akasha es inmaterial. Su energía, 
que se extiende por todos los rincones del universo, 
no ha adquirido todavía forma y sustancia. Es la 
primera fuente de energía que crea y alimenta 
los elementos.
Por ello, contiene energía de manera completa y 
equilibrada: tierra, aire, fuego y agua. 
Las asociaciones akáshicas 
subrayan su naturaleza universal y no se ha 
realizado para ser utilizada con fines mágicos.

Naturaleza básica: Desconocida.
Tipo de energía: De proyección / Receptiva.
Color: Púrpura o negro.
Lugares: Espacio exterior, lugares vacíos, el Vacío.
Rituales: De naturaleza religiosa.
Forma de rituales: Ninguna.
Hierbas: Ninguna.
Piedras: Ninguna.
Metales: Meteoritos.
Instrumentos musicales: Ninguno.
Criaturas: Ninguna (y todas).
Estación: Todas (y sin embargo ninguna).
Dirección: El norte, este, sur y oeste; también 
dentro y fuera, arriba y abajo; también, una 
completa ausencia de direcciones y dimensiones.
Tiempo: La eterna luz de las estrellas.
Signos astrológicos: Ninguno.
Instrumento mágico: Ninguno.
Momento de la vida: La preconcepción; 
el estado sin alma.
Sentido: Ninguno.
SÍímbolos naturales: Ninguno.
Símbolos de akasha: Ninguno.
Rige la magia: Religiosa o de origen espiritual.

lunes, 30 de abril de 2018

ARCANOS DEL TAROT - EL COLGADO





















ARCANOS DEL TAROT - EL COLGADO

Estudiando un arcano más, llegamos 
al número 12 en el orden numérico 
de las cartas y el 13 desde su inicio, 
esta carta corresponde al colgado, que 
nos muestra a un hombre suspendido 
de un árbol y sujetado por uno de sus 
pies.
La representación simbólica de este 
arcano es la de una persona que mira 
la vida desde otra perspectiva, 
totalmente contraria a la del resto de 
la gente y que se sujeta a la fortaleza 
(en este caso del tronco de un árbol) 
para no caer en el abismo.
A veces nosotros mismos cuando 
dudamos de todo y nos volvemos 
temerosos del camino que se abre 
delante nuestro, nos decimos que 
estamos como colgados por las 
angustias que esa situación nos esta 
creando, sin embargo en la simbologia 
de esta carta, se nos invita a dar un giro 
a la situación, es decir a ver las 
circunstancias desde otra mirada, 
diferente a la que normalmente haríamos, 
con ello podemos ver con más claridad 
el problema y las verdaderas soluciones 
que hay. Es justamente cuando nos 
ofuscamos en el problema cuando, todo
nos parece imposible y nosotros mismos 
nos ponemos la soga y nos suspendemos 
pero no boca a bajo, sino por el cuello 
ahogando las posibilidades existentes de 
sobresalir.
En este caso la salida de este arcano nos 
indica, que nos hay que estar inquieto,  
que las dudas aunque a veces nos hacen 
parar y reflexionar, también nos sirven 
para observar las cosas, desde un punto 
de vista diferente y que ello no tiene por
que ser negativo, sino que nos hace más 
sabios y en cierta manera más evolucionados.
La diferencia entre las dos barajas es 
muy visible, los colores utilizados, el 
tronco desde donde el personaje esta 
suspendido, la disposición de la pierna 
sujeta y la aureola existente en una de 
las cartas.
En el tarot de Marsella los colores 
utilizados, son como siempre primarios 
rojo, amarillo, azul y verde. Lo que nos 
sigue indicando que hay que expresar 
todo lo que uno siente dentro de su interior, 
que es lo que le dará fortaleza, seguridad 
y protección, en el camino, que es lo 
que le ayudará a avanzar dentro del 
sendero de la iluminación interior.
Mientras se sanan las heridas emocionales 
y las dudas existenciales que impiden 
ver el camino de manera real.
La pierna desde donde esta sujeta refleja,
que muchas veces la falta de creatividad,
de confianza y coraje son las que nos hacen
permanecer colgados de la vida.
En el tarot de Rider Waite los colores 
utilizados, son azules, rojos, amarillos, 
verdes y marrones, que nos indican que 
primero hay que asentarse en el camino 
y saber hacia donde nos queremos dirigir,
para así comprender las lecciones y 
expresar la sabiduría dormida en el 
interior, solo así emprenderemos la 
senda de la evolución y la iluminación 
personal. Transmutando y sanando
todas esas circunstancias que nos 
dejaron huella en nuestro interior y 
que hay que eliminar para poder 
transitar hacia otra realidad.
La pierna en la que este se sujeta indica 
que las dudas en nuestra capacidad,
intuitiva, sensorial y de percibir las
señales son las que nos hacen estar 
suspendidos de un mundo, que nos
enseña a confiar en nuestro ser interior
y en esa voz que nos habla y nos guia
hacia una sabiduría y comunicación superior.

lunes, 16 de abril de 2018

LOS 4 ELEMENTOS DE LA NATURALEZA


LOS 4 ELEMENTOS DE LA NATURALEZA

Como ya exprese en la pagina de Facebook 
" Templo de Luz" , todos nosotros somos 
parte de estos cuatro elementos que nos hacen 
ser quienes somos y a través de los cuales 
transitamos en este camino de conocimiento, 
transmutación y sabiduría.
Ellos colaboran constantemente con nosotros,
de manera muchas veces inconsciente, pero 
que ahora vamos a intentar de dar un poco 
de luz, para que observéis que cuando nos 
sentimos atraídos por una serie de factores,
quizás es que estamos trabajando con dicho
elemento ya se activando su fuerza, o eliminando,
y transformando partes de nuestro interior.
Así que voy a ir hablando de cada uno de ellos
de manera detallada.
- Agua
El agua es el elemento purificador, sanador, 
psíquico y amoroso. Nos inunda cuando vemos 
a nuestra pareja, nos sumergimos en ella cuando 
nadamos, nos da vida cuando estamos 
deshidratados. Refresca las plantas polvorientas 
después de ponerse el sol. Las tormentas 
(una manifestación de este elemento) nos 
empapan.
Probar agua pura. Moved vuestras manos 

en un arroyo, lago, piscina o recipiente lleno de 
agua. Sentir la fría liquidez, su suave tacto. 
Escuchar el chorro de agua que llena la piscina. 
Mientras hacéis todo eso recordad que la energía 
del agua también existe en nuestro interior. 
La energía de este elemento es vital para nuestro 
bienestar como humanos, ya que contiene 
en su interior la esencia del amor.
El amor es la razón primordial para toda magia. 

El agua es amor. Cuando nos vestimos de azul 
( en todas sus gamas cromáticas o de verdes 
azulados), si nos sentimos atraídos por plantas 
acuáticas (Lirios de agua, nenúfares, etc) es 
que estamos trabajando con dicho elemento 
y estamos transmutando y soltando viejas 
emociones y sentimientos que nos impiden 
nuestro despertar.
A continuación, se incluyen algunas asociaciones 
simbólicas del agua:

Naturaleza básica: Fluida, purificadora, curativa, 
amorosa, tranquilizante.
Tipo de energía: Receptiva.
Color: Azul (el color de las aguas profundas).
Lugares: Lagos, manantiales, ríos, arroyos, 
playas, océanos, pozos, piscinas, duchas, 
bañeras, dormitorios (para dormir), balnearios, 
fuentes, baños de vapor.
Rituales: Purificación, amor, percepción psíquica, 
sueños, dormir, paz, matrimonio, amistades.
Forma de rituales: Diluir, poner en remojo, lavar, 
bañar.
Hierbas: Acuáticas, tales como los lirios de agua 
y las algas marinas; carnosas como las suculentas 
y las lechugas; amorosas, como las rosas y las 
gardenias; las flores en general.
Piedras: Transparentes y translúcidas, como 
la amatista y la aguamarina; azules, como la 
turmalina azul.
Metales: Mercurio, plata, cobre.
Instrumentos musicales: Platillos, campanas, 
todos los metales resonantes.
Criaturas: Gatos, ranas, tortugas, delfines, 
ballenas, nutrias, focas, vacas marinas, la 
mayoría de los pescados y mariscos.
Estación: Otoño (la época de la cosecha).
Dirección: El oeste (el lugar donde se pone el sol).
Tiempo: El crepúsculo.
Instrumento mágico: Una copa, un caldero.
Momento de la vida: La madurez.
Signos astrológicos: Cáncer, Escorpio y Piscis.
Sentido: El gusto.
Símbolos naturales: Conchas, un vaso de agua.
Símbolos del agua:
Rige la magia: Con el mar, hielo, nieve, niebla, 
espejos e imanes.
-Aire
Científicos y magos pueden tener diferentes 
puntos de vista respecto a este elemento, pero 
todos están de acuerdo en que es vital para 
la supervivencia humana. Sin aire, pereceríamos.
El aire es el poder refrescante, del movimiento 
y la inteligencia. Es la mezcla de gases real, 
aunque invisible, que respiramos cada día.
En términos mágicos, el aire es también el 
poder de la mente: la fuerza del intelecto. 
Acudir a un lugar de aire limpio y respirar 
profundamente. Tocar una pluma y peinar 
nuestro campo energético y aurico. Aspirar la 
fragancia de una flor de fuerte perfume. Estudiar 
una hoja de complejo trazado. Experimentar 
las maravillas de las manifestaciones de este 
elemento. Recordad, también, que poseemos 
la energía del aire en nuestro interior. Cuando 
nos vestimos con tonos amarillos o ponemos 
elementos sonoros en nuestro espacio sagrado, 
cuando sentimos afinidad con todas las aves 
estamos trabajando con el elemento aire, 
transmutando y limpiando nuestro ser de luz 
de todas esas huellas y heridas que nos dejaron 
los constantes viajes por las vidas pasadas, 
por templos de conocimiento de antiguas 
civilizaciones con finales trágicos. 
A continuación, se incluyen algunas 
asociaciones simbólicas del aire:

Naturaleza básica: Volátil, movible, fresca, 
inteligente, suspendida. El sonido es una 
manifestación de este elemento.
Tipo de energía: De proyección.
Color: Amarillo (el amarillo del sol, del cielo 
al amanecer).
Lugares: Cumbres de las montañas, llanos 
barridos por el viento, cielos nublados, torres 
elevadas, aeropuertos, escuelas, bibliotecas, 
oficinas, agencias de viaje, consultas de psiquiatras.
Rituales: Viajes, enseñanza, estudios, libertad, 
conocimiento, recuperación de objetos perdidos.
Forma de rituales: Lanzar objetos al aire, colgar 
herramientas en lugares altos, aventar objetos 
ligeros, visualización, pensamientos positivos.
Hierbas: Olorosas, como muchas flores; picantes, 
como en las hierbas culinarias (por ejemplo, 
el eneldo); aéreas, con finos nervios o movidas 
por el viento; en general todo tipo de hojas.
Piedras: Piedras ligeras, como la piedra pómez: 
transparentes, como la mica.
Metales: Estaño, cobre.
Instrumentos musicales: La flauta y lodos los 
instrumentos de viento.
Criaturas: Arañas, la mayoría de los pájaros, 
insectos alados.
Estación: Primavera (la época del frescor).
Dirección: El este (el lugar donde nace el sol).
Tiempo: Amanecer.
Instrumento mágico: La varilla.
Momento de la vida: Infancia.
Signos astrológicos: Géminis, Libra y Acuario.
Sentidos: Oído y olfato.
Símbolos naturales: Una pluma, humo de incienso, 
flores olorosas.
Símbolos del aire:
Rige la magia: De adivinación, concentración, 
visualización, magia del viento.
-Fuego
El fuego es el creador y el destructor. Cuece 
nuestros alimentos, calienta nuestros hogares y 
alimenta nuestras pasiones. Contrariamente a 
los otros elementos, el fuego no puede existir 
físicamente sin consumir alguna otra cosa. 
De este modo, el fuego transforma los objetos 
en calor, luz, ceniza y humo.
En un día soleado, salir al exterior y apretar vuestra 
mano de recepción contra una piedra caliente.
Oler el humo de una hoguera ardiendo. Contemplar 
la llama de una vela. Sumergirse en la energía del 
fuego y sentir que también existe dentro de nosotros. 
El fuego debe ser controlado para que nos sea 
provechoso. Cuando encendemos una vela, 
llamamos a sus poderes, pero también los limitamos. 
Eso es necesario si queremos utilizar su forma física.
Pero incluso un rabioso incendio forestal ayuda a 
la Tierra, limpiando la mala hierba y animando a las 
semillas dormidas a empezar una nueva vida. 
Cuando nos vestimos de tono rojo, cuando nos 
sentimos atraídos por plantas como las cactus o 
sencillamente nos atraen las salidas y puestas de 
sol estamos trabajando con el elemento fuego, 
limpiando y quemando viejos patrones relacionados 
con figuras autoritarias, o relacionados con temas 
sexuales, etc.
A continuación, se incluyen algunas 
asociaciones simbólicas del fuego:

Naturaleza básica: Purificadera, destructiva, 
energética, sexual, poderosa. El calor es una 
manifestación de este elemento.
Tipo de energía: De proyección.
Color: Rojo (el color de las llamas).
Lugares: Desiertos, fuentes de aguas termales, 
volcanes, hornos, chimeneas, alcobas (para 
el sexo), habitaciones principales, habitaciones 
cerradas, saunas, instalaciones deportivas.
Rituales: Protección, sexo, valor, energía, fuerza, 
autoridad, expulsar la negatividad.
Forma de rituales: Arder o quemar a fuego lento, 
producir calor.
Hierbas: Punzantes, espinosas o ardientes, 
como los cardos, la guindilla y la buganvilla; 
plantas del desierto, como los cactus: 
estimulantes, como el café; las semillas 
en general.
Piedras: Rojas o ígneas, como el jaspe; 
volcánicas, como la lava; claras, como 
el cristal de cuarzo.
Metales: El oro, el latón.
Instrumentos musicales: La guitarra y todos los 
instrumentos de cuerda.
Criaturas: Serpientes, grillos, lagartos, mantis 
religiosas, mariquitas, abejas, escorpiones, 
tiburones.
Estación: El verano (la época del calor).
Dirección: El sur (el lugar del calor).
Tiempo: El mediodía.
Instrumento mágico: El cuchillo.
Momento de la vida: La juventud.
Signos astrológicos: Aries, Leo y Sagitario.
Sentido: La vista.
Símbolos naturales: Llamas, lava, objetos 
calentados.
Símbolos del fuego:
Rige la magia: Con velas, con tormentas, con 
el tiempo, con estrellas.
-Tierra
La Tierra es nuestra madre. Es tan fértil y 
nutritiva como las tierras de cultivo; tan húmeda 
como el suelo y tan seca como la arena. En 
sus manifestaciones físicas (tales como las 
piedras), la tierra representa el más denso 
de los elementos.
Poned vuestra mano sobre la tierra fresca. 
Empujar, sentir su firmeza, vuestro «ser tierra». 
Saber que en su fértil superficie hemos cultivado 
nuestros alimentos; en ella vivimos nuestras 
vidas; en ella enterramos a nuestros muertos. 
No podríamos existir en la forma que lo hacemos 
sin la Tierra. Pero nuestro planeta es simplemente 
una manifestación de este elemento. 
La verdadera energía de la Tierra existe 
también dentro de nosotros y a lo largo de 
todo el universo. Cuando vestimos con tonos 
verdes, cuando sentimos la necesidad de estar 
en medio de zonas boscosas, cuevas,jardines, 
etc es que estamos trabajando con el elemento 
Tierra que nos ayuda a desechar todo aquello 
que impide nuestra enraizamiento, nuestro 
crecimiento como seres de luz que una vez quizás 
fueron expulsados de tu tierra natal, que perdieron 
su estabilidad, su bienestar y protección.
A continuación, se incluyen algunas 
asociaciones simbólicas de la tierra.

Naturaleza básica: Fértil, húmeda, nutritiva, 
estabilizadora, asentada. La gravedad es una 
característica de este elemento. 
Tipo de energía: Receptivo.
Color: Verde (el color de las plantas vivas).
Lugares: Cuevas, cañones, simas, bosques, 
valles, prados, campos, granjas, jardines, 
arboledas, parques, viveros, mercados de 
granjeros, cocinas, sótanos, guarderías, 
sótanos, minas, agujeros.
Rituales: Dinero, prosperidad, fertilidad, 
estabilidad, asentamiento, empleo.
Forma de rituales: Enterrar, plantar, hacer 
imágenes en la tierra o en la arena.
Hierbas: Hierbas que huelan a tierra, plantas 
como el pachulí y el vetiver, musgos y líquenes, 
nueces, plantas rígidas y secas, matorrales, 
raíces en general.
Piedras: Pesadas y opacas, como el carbón; 
verdes, como la esmeralda y el peridoto.
Metales: Acero, plomo…
Instrumentos musicales: El tambor y todos los 
instrumentos de percusión.
Criaturas: Perros, caballos, lombrices, tortugas 
de tierra, hormigas, vacas, animales de madriguera.
Estación: Invierno (el tiempo de la oscuridad).
Dirección: El Norte (el lugar de mayor oscuridad).
Tiempo: La noche.
Instrumento mágico: El pentáculo (un disco de 
arcilla, madera o metal, con una estrella de cinco 
puntas grabada).
Momento de la vida: Edad avanzada.
Signos astrológicos: Tauro, Virgo y Capricornio.
Sentido: Tacto.
Símbolos naturales: Sal, plato de arcilla con 
tierra fresca, rocas, gavillas de trigo, bellotas.
Símbolos de la tierra:
Rige la magia: De jardín, magnética, con imágenes, 
con piedras, con imanes, con nudos, de atadura.
Una vez equilibrados todos los elementos es cuando 
podemos prepararnos para establecer contacto con 
el quinto elemento: Akasha.
Del cual haremos un articulo aparte.